El Ferrocarril Central “reforzará la cadena logística del país”

El director de la empresa Saceem, Alejandro Ruibal, consideró que el Ferrocarril Central “es un proyecto que viene a reforzar la cadena logística del país” y advirtió que una obra de esta envergadura no se hace en Uruguay “desde principios del siglo XX o antes”.

 

El empresario aseguró además que “la obra se va a hacer en 36 meses y por eso estamos dimensionando los recursos necesarios para poder cumplir”.

La que sigue es la entrevista que mantuvo con Caras y Caretas en el moderno edificio de Saceem en Ciudad Vieja.

 

¿Por qué cree que es importante para el país la obra del Ferrocarril Central?

Porque es un proyecto que viene a reforzar la cadena logística del país. Un proyecto ferroviario de esta envergadura no se hace desde principios del siglo XX o antes aun. Es una obra que viene a reforzar la columna vertebral del país y que conecta un puerto con la producción, y lo que se transporte podrá ser celulosa, pero también podrán ser otros productos. Es un proyecto estructurador de la cadena logística.

 

¿Y cuánto quedará de lo que hay construido en vías?

Nada en ese tramo. Los durmientes de madera que se encuentran en buen estado se llevarán para reacondicionar otras vías y eventualmente algunos rieles también. Es material que se va a reutilizar en gran parte.

 

¿De qué serán los durmientes del nuevo trazado?

Será la primera vez que se usen durmientes de hormigón y los rieles serán continuos y soldados, lo que evitará algunos de los ruidos que hoy produce el transitar del tren. También estarán apoyados sobre fundaciones elásticas de neopreno, lo que también amortigua la vibración.

 

¿Se va a requerir de la presencia de técnicos internacionales?

El grupo Vía Central está compuesto por cuatro empresas. Dos nacionales, como son Saceem y Berkes, y dos europeas como Sacyr de España y NGE (Nouvelles Générations D’Entrepreneurs) de Francia. Estas dos últimas aportarán su experiencia en este tipo de proyectos, en particular en lo que es modo ferroviario. Ya tenemos en el consorcio ingenieros españoles, franceses, portugueses y de otras nacionalidades. Luego, en la obra, cuando se requiera de mano de obra extranjera, se utilizará, pero acá también tenemos muy buenos técnicos. Pero para las tareas de fundación, por ejemplo, es posible que se requiera de técnicos extranjeros.

 

¿Cuánto se verá alterada la ciudad de Montevideo con esta obra?

Hay que tener claro que la obra se va a realizar en su gran mayoría en la traza actual del ferrocarril, le diría que en un 90 por ciento. Y algunas obras -como los viaductos o túneles- en las inmediaciones de la vía. Se va a alterar porque hay un impacto natural por la obra, pero no va a suceder lo que ocurre cuando se levanta toda una avenida. Va a tener menos impacto que una obra como la que se está haciendo en avenida Italia. No hay otra manera de hacer la obra, pero es el progreso, generalmente implica algún sacrificio.

 

¿El trazado se hará solo de una vez o por tramos?

La obra se dividirá básicamente en cinco tramos y luego en subtramos. En esos tramos se harán diversas obras como desmantelar la vía, sacar el material que no sirve, realizar la formación, que es terraplenado que hay que hacer para apoyar la capa de balasto, para apoyar luego los durmientes y los rieles. Eso se divide en cinco tramos. La obra ferroviaria está previsto que comience desde Florida, con un frente hacia el norte y otro hacia el sur.

 

Se ha hablado que el plazo de las obras es de 36 meses. ¿Cree que se podrá cumplir con el plazo?

El objetivo es ese y lo vamos a cumplir. Son 36 meses de obras más tres de comisionamiento, plazo que tenemos para probar lo que se ha hecho, así como el sistema de gestión, que implica barreras, sensores. Todo eso se hará para entregar la vía ya operativa. Este es un proyecto llave en mano que implica entregar la obra con todo el sistema en funcionamiento. En lo que no nos metemos es en lo relacionado con el material rodante. Pero la obra se va a hacer en 36 meses y por eso estamos dimensionando los recursos necesarios para poder cumplir.

Además, no debe olvidarse que se trata de una PPP, lo que implicará que para hacer la obra, nosotros tenemos que poner el dinero consiguiendo el financiamiento con bancos. Recién cuando entreguemos la obra comenzaremos a cobrar por un plazo de 15 años. Si no logramos mantener la infraestructura en buenas condiciones, será descontado de las cuotas.

Esto es importante porque en los próximos tres años el país no debe poner ni un peso. Lo empieza a pagar cuando se empiece a usar.

 

¿Qué dice de las críticas que ha recibido este proyecto?

Yo tengo muchos años en la industria de la construcción, he escuchado muchas críticas a diversos proyectos -entre ellos, el estadio de Peñarol-. También hay que ponerse en el lugar de la gente que vive cerca de la vía, pero también hay que ver el bien general, y esta es una obra muy importante para el país. Y estamos hablando de hacer una vía de tren, no una estación nuclear. Estamos construyendo la infraestructura de un medio de transporte que existe en todas partes del mundo. Eso sí, nosotros vamos a tratar de mitigar todos los problemas. Y además debe tenerse en cuenta que vamos a ajustarnos a los estándares europeos.

Esta es una excelente oportunidad de reflotar el modo del ferrocarril en el país porque tenemos las cargas necesarias como para hacerlo sustentable.

 

¿La obra implica alguna intervención en el Puerto de Montevideo?

No, nosotros no hacemos nada. Llegamos con la vía hasta el puerto y punto. Se llegará a todas las terminales.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: