Inauguración oficial del túnel de base del Ceneri

El pasado 4 de setiembre fue inaugurado oficialmente el túnel del Cenerí, uno de los tres que forman la base de la Nueva Travesía Ferroviaria de los Alpes (New Rail Link through the Alps o NRLA como le llaman los suizos).  El primer tren de mercancías lo atravesó poco después de las 11:30 horas.  Los trenes de pasajeros comenzarán a correr a través del mismo a partir del cambio de horario de diciembre.

El túnel de 15,4 kilómetros es uno de los tres que forman el proyecto de infraestructura más grande emprendido por Suiza hasta la fecha, la NRLA, con un costo de alrededor de 25.0000 millones de dólares.  Desde diciembre, no solo permitirá la unión más rápida entre Suiza e Italia si no que acercará también el norte y el sur del cantón del Tesino.  El tiempo de viaje entre Bellinzona y Lugano pasa de 27 a 19 minutos y de Lugano a Locarno de 50 a 29.

La presidenta suiza Simonetta Sommaruga elogió en la inauguración la decisión “valiente y con visión de futuro” de los votantes suizos, el 63,6% de los cuales respaldó la NRLA en 1992. La construcción comenzó oficialmente con el túnel base de Lötschberg, en la línea del Simplón, el 5 de julio de 1999.

El túnel de base de Ceneri, junto con el San Gotardo y el Lötschberg en la otra línea principal entre Suiza e Italia, conforman “el núcleo del corredor ferroviario más importante entre el Mar del Norte y el Mediterráneo”.  A partir de diciembre, los trenes de pasajeros unirán Zúrich y Milán en menos de 3 horas y media.  Cuando se completen los tramos de línea nueva que faltan construir en Suiza, así como otros del lado italiano, el tiempo se reducirá a 3 horas, 40 minutos menos que en la actualidad.

La NRLA consiste, en lo que respecta a la línea del Gotardo, en tres túneles:  el primero, dividido en dos fases de obra, conocido como Zimmerberg, cuyos primeros 10,7 km se inauguraron en 2003, entre Zúrich y Thalwil.  La segunda fase, entre Thalwil y Zug (alrededor de 9 km), fue pospuesta por el gobierno suizo en 2010 y será incluida en el plan Rail 2030.  Un tramo de línea nueva entre Arth Goldau y Altsdorf también fue pospuesto.  El segundo túnel, el más importante, es el del Gotardo, con una longitud de 57.09 km y es el túnel ferroviario más largo del mundo.  Construido entre 1999 y 2016, abrió al tráfico comercial el 11 de diciembre de ese año.  Al ser un túnel plano, sin rampas pronunciadas como es el caso de la línea antigua del Gotardo, permite su utilización por trenes de carga más largos y por trenes de alta velocidad.  Entre este túnel y el de Ceneri, también hay un tramo de línea nueva y un túnel menor entre Giustizia y Camorino que fueron pospuestos para el plan Rail 2030.  El tercer túnel es el del Ceneri, que es el que se encuentra más al norte desde Zúrich.

En la línea del Simplón, se construyó dentro del plan de la NRLA el nuevo túnel de Lötschberg, de 34,6 km, para complementar el túnel antiguo de 1913, que tiene un trazado de acceso difícil y gálibo no apto para trenes de carga modernos.  Dicho túnel abrió al tráfico el 7 de diciembre de 2007, pero está parcialmente completado.  Debido a que los costos de la NRLA aumentaron, los fondos para este eje fueron desviados al túnel del Gotardo, y uno solo de los túneles fue completado y está en servicio.  El otro túnel tiene 14 km completos, 14 km excavados sin equipamiento y 7 km sin excavar.  Desvíos y pasajes entre ambos túneles permiten utilizar el tramo finalizado como desvío de cruce, pero los 21 km de vía única complican la operativa y reducen la capacidad de la línea.  Se espera que la construcción para finalizar la obra comience en 2021 y se complete para fines de 2028.

El propósito de estas obras es incrementar la capacidad de transporte a través de los Alpes, principalmente en el corredor Rotterdam-Basel-Genova y más específicamente desviar tráfico de la carretera al ferrocarril para reducir el peligro de accidentes fatales con camiones y el daño medioambiental causado por los mismos así como reducir el tiempo de viaje para los trenes de pasajeros de todo tipo.

Por otro lado, para atravesar los Alpes también se está construyendo un enorme túnel en la base del paso del Brennero, entre Fortezza en Italia e Innsbruck en Austria, de 55  km de extensión, que se espera abra al tráfico ferroviario en 2028.  Y entre Italia y Francia se está construyendo el nuevo túnel del Monte Cenis, de 57,5 km de largo entre las localidades de Susa y Saint Jean de Maurienne, cuyas obras comenzaron en 2002 y se espera que finalicen en 2030.

Entre Vìas

Comentar