Una locomotora que hoy se convirtió en un «panteón de cementerio».

La locomotora fue trasladada al estadio el 16 de marzo de 2016 y hoy las cenizas de los difuntos la rodean.

La locomotora de origen alemán fue cedida en comodato al club de futbol Peñarol, por el directorio de AFE durante la administración de la presidencia de Tabaré Vazquez.

En el momento que se dio a conocer la noticia del traslado, vecinos y aficionados hicieron todo lo posible para que la locomotora no terminara en el estado que se encuentra hoy, debido a que se significa algo muy importante para el barrio Peñarol y los ferrocarriles uruguayos.

En las ultimas horas nos llegaron fotos y videos de la locomotora en el estadio de Peñarol, donde se observan cenizas y urnas muy próximas a la locomotora de AFE que se encuentra estática en el lugar, esto hace que el entorno se haga muy poco saludable para las personas que circulan por el lugar.  Cabe destacar que el club de futbol estaba comprometido con el cuidado de la locomotora.

Captura de video.

Un poco de historia:

Las locomotoras de fabricación alemana, llegaron a Uruguay en 1950 en dos partidas,  en la primer partida llegaron 2 de las 5 locomotoras a vapor más grandes y poderosas de los ferrocarriles uruguayos. Las mismas estaban numeradas desde V 156 a V 160, hoy en día la única sobreviviente de su clase es la V 158 que se encuentra en el estadio de Peñarol desde 2016. Se trata de una locomotora muy particular, debido a que su funcionamiento dependía exclusivamente de fuel oíl y no de carbón como los orígenes del club de futbol.

En las próximas horas intentaremos comunicarnos con autoridades de Peñarol, para poder escuchar su opinión y medidas a tomar respecto a esta situación preocupante.

Entre Vías

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: