Biden presente en la celebración de los 50 años de Amtrak

El Presidente de los Estados Unidos, quien fuera un pasajero regular en Amtrak, estuvo presente en la celebración de los 50 años de la empresa el viernes.

Como senador, Biden fue un clásico en los trenes de Amtrak entre su casa en Wilmington y Washington DC, cuando el senado estaba en sesión.  Continuó viajando en Amtrak como vicepresidente.  Y a veces se referían a él como “Amtrak Joe”.

Por motivos de seguridad, Biden voló a Philadelphia para la celebración de Amtrak en la 30th Street Station.  Fue presentado por un guarda que trabajó en la línea cuando Biden era un pasajero regular.  La próxima generación del tren de alta velocidad Acela, programado para entrar en servicio el año que viene, así como otro material rodante, estaba en exhibición.

“No me habría perdido esto por nada del mundo”, expresó Biden, que recordó sus años de corridas para alcanzar el tren de las 19:28 para ir a su casa en Wilmington, y en algunas ocasiones, dormirse y pasarse de parada.

“Él conocía a todos los que trabajaban en la estación y a los guardas y pasajeros, y funcionarios de Amtrak que estaban en el tren durante esos muchos, muchos años que viajó por riel”, comentó el CEO de Amtrak Bill Flynn.

Flynn describió a Biden como uno de los “más leales clientes” del servicio ferroviario.  Biden realizó fiestas anuales de navidad para los empleados de Amtrak y concurrió a funerales de algunos de los trabajadores que conoció a lo largo de los años.

“El comúnmente entablaba conversaciones con ellos y conocía algo de sus vidas, y creo que es por eso que estaba deseoso de ser parte de nuestro 50 aniversario”, Flynn comentó sobre el presidente.

La aparición de Biden en Philadelphia, su tercera visita a Pennsylvania durante su mandato, se da cuando llega a los 100 días como presidente.   Además, sigue a su discurso ante el congreso el miércoles donde presentó su plan de trabajos e infraestructura por 2,3 billones de dólares y anticipó algo de los 1,8 billones que propone invertir en educación, cuidado infantil y otras necesidades familiares.

La celebración de Amtrak fue la última parada de Biden en una serie de visitas para promocionar su plan de infraestructura, trabajo y familia.  Hizo campaña en Atlanta el jueves y planea una visita a Yorktown, Virginia, el lunes.

La propuesta de infraestructura va a destinar 621 mil millones a mejorar rutas, puentes, transporte público y otra infraestructura de transporte.  De ese monto 80 mil millones se destinarán a atacar los atrasos en obras que Amtrak tiene, para mejorar el servicio a lo largo del Northeast Corridor (línea Washington DC-New York-Boston) y expandir el servicio a lo largo y ancho de los Estados Unidos.  Biden ha señalado que dicho corredor es una parte vital de la economía del país.

Amtrak declaró que después que Biden anunció el plan, que la empresa va a mejorar y expandir el servicio, añadiendo 30 nuevas líneas y agregando trenes en 20 servicios existentes para 2035.  Los nuevos servicios se crearán en parte del noreste de Pennsylvania, incluyendo a Scranton, ciudad natal de Biden, así como en Nashville, Tennessee; Columbus, Ohio; Phoenix; Las Vegas; Houston; Dallas y Austin, Texas, si es aprobado por el Congreso.

Biden indicó en su discurso que los Estados Unidos vienen muy por detrás de China, que tiene una red de 37000 kilómetros de líneas férreas de alta velocidad, en modernizar sus ferrocarriles.  Al anunciar este proyecto de inversiones masivas en infraestructura, el presidente ha dicho repetidamente que el plan es necesario, en parte, para ponerse a la par del principal competidor económico, que es Beijing.

“Estamos muy por detrás del resto del mundo hoy”, comentó Biden.

Una contraoferta del senado republicano al plan de Biden, que totaliza 568 mil millones, destina una porción mucho menor, 20 mil millones, al servicio ferroviario del país.

El Presidente de Amtrak Stephen Gardner comentó que la asistencia financiera del plan de recuperación económica por la pandemia de Biden ayudó a la empresa a retomar 1200 empleados que habían sido suspendidos para compensar por los ingresos perdidos debido a la falta de pasajeros.

Los números están volviendo a los niveles pre-Covid 19, incluyendo las reservaciones para viajar en verano, comentó Flynn.  Atribuyó la recuperación a la disponibilidad de las vacunas y el deseo de la gente de viajar.

La asociación vitalicia de Biden con Amtrak comenzó poco después que la empresa nació el 1 de mayo de 1971.  Amtrak se creó luego que el presidente Richard Nixon firmó el Acta de Servicios de Pasajeros Ferroviarios en 1970.

La primera esposa de Biden y su hija pequeña fallecieron en un accidente de automóvil en Delaware, semanas después de que fue electo al Senado.  Sus hijos Beau y Hunter fueron heridos gravemente.  Biden consideró no asumir su banca en el senado, pero finalmente lo hizo.  Entonces decidió regresar a casa todas las noches desde Washington para estar con sus hijos.  Y Amtrak fue el medio de transporte elegido.  Hizo el viaje redondo todos los días en que el senado estaba en sesión durante los 36 años en que mantuvo su escaño.

Después que él y Obama fueron electos, viajaron en un tren de Amtrak juntos a Washington para la ceremonia de asunción.  Biden también viajó en Amtrak durante la campaña 2020.  Le hubiera gustado recrear el viaje en tren de 2009 para su propia asunción como presidente en enero, pero los planes fueron cancelados luego de la insurrección en el Capitolio por parte de simpatizantes del Presidente Donald Trump.

Cuando regresó a Delaware (también en tren) luego que la administración Obama concluyó, Biden comentó a CNN que estima que viajó más de 8200 veces ida y vuelta y ha viajado más de 2 millones de millas en Amtrak.   La empresa bautizó su estación de Wilmington, Delaware, con su nombre en 2011.

“He descubierto que Amtrak no solo nos transporta de un lugar a otro”, comentó Biden.  “Abre enormes posibilidades, y especialmente ahora, hace posible construir la economía del futuro y una que necesitamos.”

Entre Vías

Comentar