Falero reconoció que obras del Ferrocarril Central están atrasadas y que se debieron hacer «mayores inversiones»: alcanzan los US$ 300 millones

«Nos encontramos con un problema», admitió el ministro de transporte, quien criticó que se empezó el proyecto «a los ponchazos»

El titular del Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP), José Luis Falero, aseguró este miércoles que las obras del Ferrocarril Central – sociada a la instalación de la segunda planta de la compañía finlandesa UPM en Uruguay- están atrasadas y que el gobierno debió hacer «mayores inversiones de las previstas», que se calcula que están por arriba de los US$ 300 millones.

El proyecto «se empezó a los ponchazos», criticó. «Lo único que había era una habilitación por parte de la Intendencia de Canelones del trazado y de otras cuestiones más. Después, lo demás estaba todo para resolver», detalló el jerarca en una conferencia de prensa tras comparecer en la Comisión de Hacienda integrada con Presupuesto del Senado. «La verdad nos encontramos con un problema. Montevideo es testigo de esto», reconoció.

Falero dijo que la cartera está trabajando semanalmente con la comuna capitalina. «Existe una muy buena voluntad por parte de la Intendencia para poder ponernos a trabajar y poder ponernos de acuerdo en cómo afectamos lo menos posible al ciudadano común», agregó. Aunque, sostuvo: «Esto tendría que haberse hablado hace cinco años cuando se firmó el contrato y cuando se empezó la obra».

Los inconvenientes, contó el jerarca, tienen que ver que cada vez que deben intervenir sobre un barrio puntual, «no hay un proyecto ejecutivo aprobado». Por este motivo, deben hacerlos «sobre la marcha», lamentó. «Estamos resolviéndolo; trabajando con la gente, con los vecinos, porque no se hizo antes», añadió.

«La venimos sorteando porque hemos encontrado a la ciudadanía también en apoyo para poder subsanar la situación», subrayó. En este sentido, el año pasado se debió firmar un documento para «extender el plazo» de las obras y estimó que «en el correr del año próximo quedará pronto el ferrocarril».

Falero recalcó que toda esta situación «fue muy mal planteada» y ha implicado que cada negociación signifique una inversión más. «Debemos andar por arriba de los  US$ 300 millones», estimó. En concreto, se ha destinado dinero en expropiaciones que no estaban hechas. «Si hubiésemos sido sancionados no se sabe lo que el país hubiese perdido. Pero todo eso lo venimos disimulando con diálogo, con trabajo y con dedicación de todo el equipo técnico», enfatizó.

Fuente: Telemundo

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: