Así son los ‘trenes-hospital’ que prepara Renfe para trasladar pacientes entre CCAA

Renfe y Talgo siguen trabajando para tener listos trenes medicalizados para trasladar pacientes con coronavirus entre comunidades autónomas si el Gobierno lo requiere para descongestionar algún servicio sanitario regional. Ambas compañías han estado preparando el modelo para transportar enfermos y están a la espera de que Sanidad dé su visto bueno y homologue el modelo.

La operadora y el fabricante ferroviario han estado adaptando tres unidades de la Serie 730 de Talgo, que pueden circular por todas las vías de España, y que tendrán capacidad para transportar 18 pacientes y al personal sanitario necesario en cada traslado. El trabajo fundamental consiste en la retirada de los asientos en los vagones para la instalación de camillas.

 

En principio, y a falta del ok del Ejecutivo, el plan es circular con dos composiciones de vagones: la delantera iría desocupada y la trasera es donde se acomodaría a los pacientes. Además del personal sanitario, en los trenes irían dos maquinistas (uno habilitado en el modelo de tren y otro experto en las línea concreta que se recorra) y también mecánicos de Renfe.

Los trabajos se han estado realizando en los talleres de Renfe en Fuencarral, en Madrid. Los trenes elegidos para este tipo de transporte son los del modelo Serie 730 de Talgo porque son los que pueden circular por toda la red ferroviaria de la Península Ibérica, ya que tienen capacidad de adaptarse a los diferentes anchos y porque puede funcionar en una vía electrificada o con diésel. En las vías de la línea de alta velocidad este tipo de trenes puede circular a 250 kilómetros por hora.

De momento, el Ministerio de Sanidad no ha requerido estos servicios y ambas compañías simplemente trabajan con el objetivo de tener listos los trenes si es necesario utilizarlos para trasladar pacientes entre diferentes regiones.

Los modelos de la Serie 730, a los que se podía sumar algunos de la Serie 130, son trenes de piso bajo y sin escalón de entrada, los únicos de esas características con los que cuenta Renfe. Y al tener todo el suelo situado exactamente a la misma altura que la mayor parte de los andenes de la red ferroviaria española, facilitarán el traslado de pacientes en camillas, agilizando de esta manera la operación.

Fuente: elindependiente

Comentar