Miguel Vaczy (AFE): “La línea Minas es muy importante para nosotros”

El Presidente de AFE, Arq. Miguel Vaczy, consideró que “la línea Minas es muy importante para nosotros porque en condiciones óptimas estaría moviendo entre 500.000 y 600.000 toneladas de carga.”

Las palabras de Vaczy fueron formuladas el 10 de setiembre en la Comisión de Presupuestos, integrada con la de Hacienda que analiza el proyecto de Presupuesto Nacional.

“El nuevo modelo de gestión del ferrocarril en el Uruguay ya no es el tradicional, cuando AFE era la dueña de todo. El nuevo modelo tiene tres patas importantes. El centro de dicho modelo es el gestor de infraestructura ferroviara, AFE, es decir, el organismo encargado del mantenimiento, del cobro del canon y del sistema de control de tráfico de toda la red de ferrocarriles. Es como si fuera la vialidad del tren”, dijo Vaczy.

Agregó que “la segunda pata que forma parte del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, que se encarga de todo lo que tiene que ver con la normativa y con la gestión de todos los artículos vinculados con el control y con el otorgamiento de los permisos de operador, es la Dirección Nacional de Transporte Ferroviario”. Para el jerarca, “la tercera pata es la de los operadores -pueden ser de carga o de pasajeros-, que van a circular en la red brindando un servicio; pueden ser públicos o privados. Dentro de ese nuevo contexto, AFE -el gestor de infraestructura ferroviaria-, se encarga de los distintos ramales”.

Expuso como ejemplo el caso de Minas. “Vamos a empezar a hablar sobre la línea Minas. Cada uno de los ramales sobre los que les voy a hablar los he recorrido personalmente en vehículos ferroviarios; por lo tanto, conozco bien su estado. La línea Minas es muy importante para nosotros porque en condiciones óptimas estaría moviendo entre 500.000 y 600.000 toneladas de carga”. Sin embargo, “hoy, solamente está operativa con Ancap y se encuentra en un estado de funcionamiento regular. Vamos a hablar del estado de la infraestructura porque está muy relacionada con la capacidad de carga y con la velocidad comercial de los trenes: está en un estado regular, pero operativa”.

A su entender “los trenes pueden funcionar perfectamente, pero en determinados sectores existe lo que se llama ‘precauciones’.

El tren debe bajar bastante su velocidad por el estado de la infraestructura.

Hay que renovar algún sector de rieles, de durmientes en mal estado, balastar algunas zonas, hacer alineamiento de vías y mover la piedra que se encuentra por debajo”.

Renovar la vía

Recordó que “en su momento, hubo una licitación para renovar toda la vía, con un costo de US$ 16.000.000, pero no había fondos presupuestales en el Ministerio de Economía y Finanzas durante el período anterior. Por lo tanto, vuelvo a retomar esa obra y, en función de mi experiencia y conocimiento ferroviario -tengo quince años en el mercado trabajando como asesor en ferrocarriles-, voy a bajar los costos y a buscar la manera más económica de mejorar su estándar de calidad; la idea es no gastar esos US$ 16.000.000 destinados originalmente”.

Vaczy sostuvo que “como AFE cuenta con un presupuesto anual -se trabaja en equipo, tanto con la OPP como con el Ministerio de Economía y Finanzas-, en función de los fondos disponibles, vamos a realizar el remantenimiento de varios sectores de la línea. No obstante, debo aclarar -quiero que lo sepa el señor ministro- que tenemos trabajos muy buenos respecto a eso”.

En los próximos días, -anunció- “vamos a inaugurar la automatización total de la estación Manga, muy importante para nosotros porque recibe toda la carga para Ancap; se va a automatizar todo el mecanismo de señales y de los cambios de vía. Vamos a mejorar esa vía desde el punto de vista del mantenimiento, bajando los costos de la obra prevista originalmente”.

Río Branco

En cuanto a la línea Río Branco, el Presidente de AFE manifestó que “es la que se encuentra en peores condiciones, pero está previsto que todo el material sobrante de la obra del ferrocarril central -unos 270 kilómetros de rieles más los durmientes correspondientes- sea reutilizado completamente para mejorar su estándar operativo”.

“Eso va a permitir bajar las incidencias en varios sectores de la línea, que hacen que el tren funcione a baja velocidad comercial. Acuérdense que el objetivo del ferrocarril, más allá de la velocidad comercial que es importante, es que las incidencias no generen descarrilamientos, y en eso estamos trabajando”, añadió.

Por tanto, “vamos a reubicar y reutilizar todo el sobrante del material del ferrocarril central para mejorar el estándar de calidad de Río Branco, que son aproximadamente 450 kilómetros y que tienen una importancia bastante grande desde el punto de vista del transporte de carga hacia Montevideo y el puerto”.

Fuente: sociedaduruguaya

 

Comentar