Talgo desarrolla medidas innovadoras para luchar contra la COVID-19 en sus trenes

Talgo, compañía especialista en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad, trabaja para la aplicación de soluciones tecnológicas enfocadas a evitar la propagación del virus, como la limpieza y seguridad higiénica de las superficies y del aire de sus vehículos, para garantizar la máxima protección de la salud de los pasajeros.

En concreto, Talgo está trabajando en una serie de medidas como la desinfección total del vehículo, mediante el uso de productos biocidas, ozono o luz ultravioleta; el uso de superficies antimicrobianas, que impiden la supervivencia y crecimiento del virus sobre las mismas; la instalación de barreras separadoras, que detienen la propagación del virus entre pasajeros; y el uso de filtros de alta eficiencia, ionizadores de plasma o lámparas biocidas de tipo UV-C dentro del circuito de climatización, que mejora de la calidad del aire, aumentando el caudal de aire limpio y disminuyendo la recirculación.

Además, gracias a su innovador diseño base, los trenes Talgo cuentan con la ventaja de tener los coches más cortos y anchos del mercado, que ofrecen una mayor distancia entre pasajeros, así como una distribución óptima de los mismos. Cada uno de estos coches incluye un equipo individual de tratamiento y renovación de aire, que introduce desde el exterior, reduciendo al mínimo los riesgos de exposición masiva para los pasajeros, y garantizando así las condiciones de salud y no exposición.

Emilio García, director de Innovación de Talgo, ha dicho: “En tiempos en los que preservar la salud es la prioridad número uno, el tren es la mejor opción para reducir los riesgos de exposición masiva en los viajes. Los trenes Talgo cuentan con una capacidad de transportar unos 365 pasajeros distribuidos en sus 200 metros de longitud, con una media de 33 pasajeros por coche. Por contra, el avión, transportaría unos 150 en un único espacio común a todos ellos, unas 5 veces más que el tren”.

En un futuro inmediato, Talgo pondrá a disposición de Renfe el nuevo modelo de tren sostenible de alta velocidad Talgo Avril para el mercado español. Este tren, actualmente en fabricación, tiene la mayor anchura interior del mercado y, por tanto, la máxima capacidad, sin merma del confort del viajero. Adicionalmente, permitirá albergar a más pasajeros manteniendo la distancia de seguridad.

En este sentido Emilio García, ha añadido: “En cuestión de volumen de aire por viajero, el tren Avril puede llegar a ofrecer a cada cliente hasta aproximadamente el doble de metros cúbicos de espacio frente a los de un avión”.

Talgo no se ha detenido durante el periodo más duro de la crisis sanitaria que hemos vivido: ha seguido prestando servicio en todo momento para atender las necesidades de movilidad de los ciudadanos y ha llevado a cabo iniciativas como la transformación -en tiempo récord- de varios trenes todoterreno Talgo S-730 para su uso como trenes medicalizados. A la vez, se ha erigido como uno de los medios de transporte post-COVID más seguro, capaz de reducir los riesgos de exposición masiva en los viajes.

Fuente: interempresas

Comentar