Aplazan contratos con SNCF y Trenitalia para operar trenes de alta velocidad en España

El contrato a firmarse por parte de la Administración De Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) de España con la SNCF de Francia y la alianza Treintalia-Air Nostrum (ILSA) para operar trenes de alta velocidad sobre la red AVE a partir de diciembre de este año fue pospuesto debido a la presentación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de dudas respecto al contrato a firmar con la opeardora estatal RENFE.

La compañía gestora de la red ferroviaria había convocado para primera hora del lunes 13 de abril la firma del contrato con los dos nuevos operadores, ya que sus contratos y planes de negocio recibieron el “visto bueno” de la Comisión el pasado jueves.  Sin embargo, debido a la presentación de las dudas sobre el documento de RENFE, el acto de firma quedó pospuesto hasta que se pueda formalizar también con dicha empresa.

La CNMC planteó dudas respecto a que el contrato RENFE-ADIF para operar en las 3 líneas de alta velocidad que se abren a la competencia cumpla las condiciones para superar los 5 años de duración establecidos por la Ley Ferroviaria y que sea de 10 años como los de las nuevas operadoras.  El planteo considera que RENFE, a pesar de tener la mayor cantidad de frecuencias en estas líneas, no realizará un “sustancial incremento de servicios respecto a los que ya presta actualmente”.

Esto, sumado al de contar con los trenes, tener una imagen y una red comercial existente, además de afrontar menos riesgos por operar otros servicios y líneas, lleva a la CNMC a pedir que su contrato sea limitado a 5 años frente a los 10 de los futuros operadores.

Por ello, la CNMC instó a la compañía a justificar el hecho de que su contrato fuera de diez años, o bien a modificarlo y acotarlo a cinco.  Ante estas discrepancias, la firma de los acuerdos de los otros operadores autorizados se pospuso mas allá del 13 de abril.

Los acuerdos que ADIF firmará con SNCF e ILSA les permitirá operar durante 10 años frecuencias de trenes en tres líneas de alta velocidad española:  Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia y Madrid-Sevilla.   El año pasado ambas empresas habían conseguido las frecuencias en el concurso público promovido por ADIF.

Con la firma concluirá el proceso abierto hace mas de un año para adjudicar paquetes de servicios a nuevos operadores, ante la liberalización de todo el transporte ferroviario de pasajeros en la Unión Europea a partir de diciembre.

En el concurso la SNCF había conseguido cinco circulaciones al día en cada uno de los corredores mientras que ILSA logró 16 frecuencias diarias.  Ambos operadores ferroviarios preveen invertir un total de 900 millones de EUR en el mercado español, según los planes de negocios de las empresas. Si bien la SNCF asegura que comenzará su servicio el mismo 14 de diciembre (y ya se encuentra preparando sus 9 trenes en Francia), ILSA lo hará un año después, a partir de enero de 2022.

Entre Vías

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: