Transporte descarta modificar trazado del tren de UPM

Varios grupos de vecinos en diferentes localidades se movilizan y juntan firmas. Víctor Rossi dijo que no es viable hacer modificaciones.
El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, dijo que está “al tanto” de que algunos grupos de vecinos de Durazno y Florida, y también de Montevideo, están realizando diferentes acciones con el objetivo que se cambie el trazado del Ferrocarril Central, pero que no es algo que la cartera esté analizando. 
“Hay muchas inquietudes de vecinos que son legítimas, pero es difícil que se puedan realizar”, dijo Rossi informando que han mantenido reuniones con algunos de ellos y que son grupos de personas que no representan a la mayoría de la ciudadanía de esas localidades. 
“Hay un trazado ferroviario que se va a respetar, pero no quita que se puedan escuchar las opiniones”, agregó el ministro. Indicó que sería un gasto superior hacer desvíos en todas las ciudades por las que pasará el tren que unirá Paso de los Toros con el puerto de Montevideo. 
Este es un proyecto que ya está aprobado por todos los organismos competentes y que será presentado en los próximos días. Además, Rossi informó que el viernes se realizará una instancia con todos los bancos que participarán en la inversión, entre ellos el Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID) que otorgó un préstamo de 500 mil dólares. 
Localidades con inquietudes
Los vecinos no bajan los brazos y se movilizan para impedir que el tren pase por sus ciudades. Florida, Durazno, 25 de Mayo y el barrio Capurro en Montevideo es donde se presentan las instancias. 
Otro Trazado Florida se llama el movimiento de la capital departamental que el pasado 26 de abril empezó con la recolección de firmas con el fin que las vías pasen por fuera de la ciudad. “No estamos en contra del tren sino en contra del trazado”, dijo a ECOS Janet González, integrante de este grupo de vecinos. 
En la localidad de 25 de Mayo (Florida) existe un movimiento con la misma inquietud y así lo hicieron saber en una carta que enviaron al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) y a la Intendencia de Florida. 
Sin embargo, al no tener la respuesta que esperaban por parte de las autoridades, también comenzaron a juntar firmas. 
Estas organizaciones pretenden presentar las firmas ante la Junta Departamental y que se tenga en cuenta lo que se conoce como iniciativa legislativa local, que está contemplada en la Constitución de la República. 
Para llegar a esa instancia, necesitan un mínimo de apoyo del 15% del padrón electoral del departamento. En el caso de Florida, serían unas 5.000 firmas. 
En Durazno también los vecinos se están movilizando con el mismo objetivo. Y no se descarta que suceda en otras ciudades como Progreso, en el departamento de Canelones.
Los efectos del tren de UPM
Según lo planteado por la empresa UPM y el MTOP, en una primera instancia habrá siete frecuencias diarias de ida y vuelta con trenes que utilizarán todo el recorrido de más de 250 kilómetros. 
En estas localidades, las actuales vías del tren pasan por dentro de la ciudad y estos grupos de vecinos consideran que será una dificultad. “Generaría una división en la ciudad y una problemática para la vida cotidiana. No queremos que el tren nos moleste a nosotros, ni nosotros molestar al tren”, expresó González. 
Los vecinos de 25 de Mayo se manifestaron en el mismo sentido en el texto que enviaron a las autoridades. Allí señalaron que cualquier obra vial modificaría el ritmo y la cotidianidad de sus vidas. 
A su vez, que el proyecto no contempló aspectos “sociales, turísticos y ambientales” de esa zona del país, señalan.
“Las reglamentaciones defienden poco los intereses nacionales, pues en países como Finlandia o Estados Unidos los valores sobre impacto ambiental son bastante menores”, expresaron. Y agregaron: “No es menor el hecho que el ferrocarril será el medio de transporte principal durante el desarrollo y los cambios que la matriz productiva del país pueda tener; no el mes o el año próximo, sino que aquí a cien años”.
El grupo de vecinos de Florida tuvo conocimiento que UPM había planteado un trazado por fuera de esa ciudad, ya que significaría un camino más directo en el trayecto. Sin embargo, desde el MTOP se resolvió utilizar las vías ya existentes. 
“A veces en el día a día las personas no se dan cuenta cómo nos puede llegar a afectar esto. Pero ahora que nosotros lo plantemos, los demás vecinos nos están dando su apoyo”, dijo González. 
En barrios de Montevideo, como Capurro, los vecinos se han agrupado en una organización que llamaron Al Costado de la Vía. Las preocupaciones son similares, pero también está la cercanía de las viviendas con lo que será la vía del tren y el importante tránsito que tendrán las mismas. 
Juan Manuel Sancho, integrante de este colectivo, dijo que una de las alternativas que manejan es que se expropien esas viviendas, pero el gobierno no ha respondido a su pedido. 
A diferencia con las localidades del interior, los vecinos de Montevideo ven más difícil que se pueda presentar una iniciativa legislativa local, ya que necesitan un número más importante de firmas. Ante eso, han solicitado la colaboración de la Intendencia de Montevideo y de la Junta Departamental, pero no han sido atendidos. 
Recientemente, un grupo de vecinos de Sarandí Grande planteó problemas similares a los de estas localidades y el ministerio respondió informando que se creará un by pass que pasará por fuera de esa ciudad. Sin embargo, esperan la confirmación de la cartera, en tanto juntan firmas como medida alternativa.
Ese antecedente es lo que mantenía las esperanzas en los vecinos de las demás ciudades.
Fuente: Ecos

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: